lunes, 21 de mayo de 2012

¡Ahora caigo!

Los exámenes son como los ninjas: silenciosos, rápidos y letales. Si te descuidas, si no estás alerta, si no te preparas concienzudamente... acabarás empalado como una vulgar prostituta.

No hay comentarios: